Datos personales

Mi foto
Londres, United Kingdom

domingo, 2 de mayo de 2010

Zurdos y lenguaje políticamente correcto

Aunque no me considero un filólogo al uso, digo yo que por mi educación muy a menudo me asaltan pensamientos muy “filológicos” a la cabeza. Uno de ellos, que me lleva interesando desde hace ya algunos años es el del lenguaje que estigmatiza a los zurdos y todo el revuelo existente hoy en día en torno a lo políticamente correcto.

Antes de continuar quiero dejar una cosa clara: mi intención no es la de sentar cátedra, sino simplemente la de exponer una duda y crear debate sobre un tema interesantísimo y del cual creo que se puede hablar y discutir muchísimo.

Ahora bien, como filólogo, pienso que es un error politizar el lenguaje y creo que, concretamente, el intento moderno de convertir ciertas palabras en algo políticamente incorrecto para evitar por ejemplo el sexismo o el racismo es una majadería. Pienso que primero se cambian las ideas y que, en consecuencia, el léxico pierde connotaciones peyorativas de forma natural. Creo, además, que tenemos un ejemplo clarísimo de lo mismo en el vocabulario y las expresiones sobre los zurdos, hoy en día ausentes de significado peyorativo, pero no hace mucho estigmatizadoras.

A nadie en su sano juicio se le ocurriría hoy estigmatizar a un zurdo. Nadie te mira mal por escribir con la mano izquierda, hay obvias incomodidades a la hora de encontrar un pupitre para escribir o unas tijeras, pero hoy en día ser zurdo es tan normal como, no sé, ser rubio o tener gafas. En España, hasta donde yo soy consciente, no hay ya discriminación por ser zurdo.

Sin embargo, hubo un día en que lo zurdo era algo negativo, sujeto a supersticiones que, en ocasiones, provocaban persecuciones. Esto ha dejado expresiones como:

- Siniestro (infeliz, funesto o aciago).
- Siniestro total (un daño con destrozos irrecuperables).
- Siniestralidad (frecuencia de accidentes).
- Derecho (estudio de leyes).
- Hacer las cosas de derechas (hacer las cosas bien).
- Estar derecho (estar erguido, en posición correcta).
- Levantarse con el pie izquierdo (tener mala suerte).
- Estar ducho en algo (tener conocimiento de algo, -ducho quiere decir derecho-).
- Ser diestro (ser hábil o experto en un arte u oficio).
- Zurdo (al contrario de como se debería hacer).
- Ir de diestro a diestro (igualdad de dos personas en habilidad o astucia).
- Destreza (habilidad).


Jimmy Hendrix fue seguramente el guitarrista zurdo más diestro de la historia.

Todas estas expresiones, a pesar de lo obvio de sus alusiones, no despertarían el menor resquemor en nadie, zurdo o no. Es decir, que la sociedad misma ha cambiado, ha acabado por aceptar o asimilar ideas más igualitarias y, en vez de modificar su léxico, ha suavizado su significado o incluso se ha olvidado por completo del aspecto peyorativo del mismo y se ha quedado sólo con una parte de él que no resulta insultante. Del mismo modo que nadie piensa en un judío al decir que otro es ladino o que es muy marrano, a nadie se le ocurriría cambiar el nombre de la Facultad de Derecho porque los zurdos no están representados bajo ese nombre. Gracias a ello, es posible decir que Jimmy Hendrix, que era zurdo, fue uno de los guitarristas más diestros de la historia.

2 comentarios:

Lía dijo...

Love IT!! Totally GREAT!!

"Será, entre otras cosas, porque soy ZURDA" ...

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con tu reflexión!!!